spinner Costamed

Cuidados para tu vista

14/06/2022 Oftalmología

5 factores pueden afectar nuestra salud visual.

  1. Radiación solar.

La sobreexposición a los rayos ultravioleta emitidos principalmente por el sol componen un factor importante en el desarrollo de pterigiones o carnosidades del ojo, cataratas y degeneración macular asociada a la edad (DMAE), que es una enfermedad ocular que puede nublar la visión central. Se presenta cuando el envejecimiento daña la mácula, la parte del ojo que controla la visión nítida frontal

2. Luz azul nociva de pantallas digitales.

La sobreexposición a la luz azul nociva se traduce en un riesgo importante para el desarrollo de la degeneración macular asociada a la edad, y desafortunadamente en nuestra vida cotidiana esto es demasiado común.

3. Mala alimentación y falta de actividad física.

Una mala alimentación nos puede llevar a desarrollar diabetes y ésta genera daños a nivel ocular como retinopatía diabética, glaucoma y/o catarata. 

La falta de actividad física en conjunto con una mala alimentación potencía el desarrollo de diabetes.

4. Errores de refracción (miopía, astigmatismo, hipermetropía)

En niños, ciertos errores de refracción no detectados pueden provocar una disfunción en la motilidad ocular (desviaciones oculares o insuficiencias en movimientos oculares) o ambliopía (mala visión que no puede ser mejorada). 

5. Frotarse los ojos.

Frotar nuestros ojos nos puede provocar una ametropía como astigmatismo o incluso puede ser factor importante en el desarrollo del queratocono (enfermedad ocular que afecta la estructura de la córnea. La córnea es el tejido transparente que cubre la parte frontal del ojo. Con esta afección, la forma de la córnea cambia lentamente de la forma redonda a una forma cónica) cuya incidencia va en aumento en los últimos años. 

 

¿Cómo prevenir?

  • Uso de lentes graduados o no graduados con filtros UV.
  • Uso de lentes graduados o no graduados, con filtro de protección contra la luz azul nociva de pantallas digitales.
  • Buena alimentación en conjunto con actividad física.
  • Realizar periódicamente una evaluación visual en niños.
  • Uso de lubricante ocular bajo condiciones que causen estrés ocular (videojuegos por tiempo prolongado, lectura prolongada, ambiente seco y con polvo).