Recomendaciones para tu Salud Mental ante el COVID-19

27/03/2020 Psicología

Lic. Selene Gómez.

 

El tema de tendencia que ha estado desde inicios del 2020; ha sido el Coronavirus COVID-19, por su alta importancia de la salud y el impacto en todos los aspectos a nivel mundial. 

El 30 de enero de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que el brote de 2019- nCoV (COVID-19) constituye un Emergencia en Salud Pública de Importancia; y con ello, ha dado medidas de prevención para contener el virus y frenar la propagación. Sin embargo, poco se ha hablado de la salud mental, siendo igual de prioritario que la salud física; puesto que la forma en cómo percibimos la realidad, determina la forma de interpretar las cosas, y por ende, la calidad de vida.

Ante cualquier crisis o adversidad, es común que experimentemos emociones intensas como enojo, tristeza, angustia, miedo, ansiedad, frustración, malestar significativo, entre otros síntomas; generando que las defensas del sistema inmunológico bajen y por consiguiente, tengamos más vulnerabilidad para enfermarnos; y aunque generalmente, el ser humano tiene la capacidad de salir adelante ante la adversidad; a ésto se le llama resiliencia[1]: proceso de adaptarse bien a la adversidad, a un trauma, tragedia, amenaza, o fuentes de tensión significativas, como problemas familiares o de relaciones personales, problemas serios de salud o situaciones estresantes del trabajo o financieras; es prioritario ocuparnos de nuestra salud mental, principalmente por el riesgo psicosocial que representa el aislamiento indefinido en las casas y la incertidumbre por no saber hasta cuándo mejorará la situación que estamos pasando y las consecuencias de toda índole que habrán; y de no hacerlo, puede desencadenar diferentes tipos de trastornos. 

Es por esta razón, que te compartimos algunas recomendaciones útiles para pasar estos tiempos de manera positiva y funcional, porque en Costamed estamos muy comprometidos en tu salud, incluyendo la mental: 

  • Diseñar un programa de actividades para cada miembro de la familia.- Es muy tentador considerar este tiempo como si fueran “vacaciones” donde no hay rutinas ni presión de tiempos, y por consiguiente, se preste para realizar actividades de ocio todo el día. Pero después de cierto periodo de tiempo corto, aunado a la incertidumbre, generará depresión y/o ansiedad, entre otros malestares. Seguir un programa de actividades incluyendo las horas por el contrario, brindará sensación de estabilidad, control y productividad.
  • Hacer ejercicio físico dentro de casa.- Que la medida de prevención de quedarse en casa todo el tiempo, no sea impedimento para realizar ejercicio físico; aprovechemos los grandes beneficios que proporciona para tener una salud física y mental, previniendo así, las enfermedades. Hoy en día, gracias a la tecnología, existen muchos videos que te pueden servir; así como también, puedes desarrollar tu creatividad.
  • Jugar con la familia.- Dentro de tu programa de actividades diarias, te sugerimos destinar tiempo para jugar con la familia; así fortalecerás los vínculos familiares; tendrás sensación de felicidad, bienestar y afecto; y es una excelente oportunidad para utilizar la imaginación y sacar a tu niño interior.
  • Comer saludable y con medida.- Selecciona alimentos altos en vitaminas y minerales para fortalecer el sistema inmunológico y por lo menos, 3 veces al día de ingesta, pero sin llegar a excederse; ya que en caso de que no realices actividades y ejercicio, podría ser un síntoma de depresión y ansiedad.
  • Dormir entre 7 y 8 horas en adultos; en niños varía de acuerdo a la edad[2]. Éste es otro de los aspectos fundamentales para nuestro bienestar; ya que mantiene el equilibrio energético y molecular; la función intelectual; el estado de alerta; el humor;  las hormonas de crecimiento y del estrés; nuestro sistema inmunitario; el apetito; la respiración; la presión arterial y la salud cardiovascular[3].
  • Aprender algo nuevo.- Es una de las maneras más sencillas para seguir sintiéndonos productivos y exitosos, puede ser un instrumento musical, algún idioma, manualidad, estudio, etc.
  • Usar limitadamente redes sociales. Sabemos que las redes sociales son uno de los medios de comunicación más usados; sin embargo, existen muchas noticias falsas y la exposición ilimitada de información repetida, pueden generar más estrés, ansiedad, paranoia y depresión ante esta contingencia. Por tal razón, es importante aprender a limitar su uso y a identificar cuándo te está produciendo malestar emocional para enfocarte en otras actividades; por ejemplo, puedes dedicar tiempo con los hijos para el estudio.
  • Apoyarse entre familia.- Que esta situación sirva de ocasión para fomentar valores como la comunicación, respeto y apoyo; a través del hábito para darse un tiempo, expresar y respetar sus emociones y necesidades, validarlos; brindarse consuelo; hacer una lluvia de ideas para la búsqueda de soluciones en lugar de preocuparse, principalmente por la parte económica; ya que es uno de los aspectos que generan problemas y agotamiento físico y emocional.
  • Destinar tiempo para la parte interior.- Estamos inmersos más en el contexto exterior que en el interior por varias razones; entre las cuales, se encuentran la falta de conocimiento y hábito. Sin embargo, como seres multidimensionales, invertir tiempo para el interior, permitirá conocerse más y mejor, valorarse, lograr serenidad en los momentos difíciles, encontrar la misión en la vida, etc. Una buena práctica puede ser la meditación; pues trae beneficios como mejoría en la memoria, capacidad de concentración, la autoconciencia y la inteligencia emocional.
  • Solicitar ayuda psicológica online.- Si sientes que los problemas y dificultades que estás pasando, te generan agotamiento emocional, algún síntoma de depresión, ansiedad, vulnerabilidad, enfermedad y/o pérdida del control; no dudes en tomar terapia psicológica, para no prolongar la situación y así tengas las herramientas para encontrar soluciones a tus problemas y poder tener una vida más satisfactoria.  En Costamed, contamos con Telemedicina, que es la mejor oportunidad para tomar terapia sin salir de casa, a través del uso de la tecnología de la información y las telecomunicaciones.

Evidentemente, siempre habrá situaciones que no podemos controlar, pero lo que sí podemos dominar son nuestros pensamientos; los cuales, son muy poderosos por el hecho de que generan una emoción y por consiguiente, una conducta.  Así pues, si pensamos en el concepto de crisis como “algo malo”, “solo hay problemas” “situación de peligro”, nos generará angustia, miedo, desesperación e inclusive paranoia, en algunos casos severos; y por consiguiente, podríamos evitarla y/o negarla. En cambio, si consideramos a la crisis como un cambio profundo y de consecuencias importantes en un proceso o una situación, tendremos cierto grado de estrés controlable, pero con la capacidad de identificar y aprovechar las oportunidades y aprendizajes para nuestro crecimiento personal. 


“No es el más fuerte de las especies el que sobrevive, tampoco es el más inteligente el que sobrevive. Es aquél que es más adaptable al cambio".

Charles Darwin

 

Puedes conocer más a la Psicóloga Selene Gómez, dándo click aquí

------

 

[1] American Psychological Association. El camino a la Resiliencia. Recuperado el 23 de marzo de 2020 de https://www.apa.org/centrodeapoyo/resiliencia-camino

[2] American Academy of Pediatrics. Los buenos hábitos del sueño. ¿Cuántas horas de sueño necesita su niño? Recuperado el 23 de marzo de 2020 de https://www.healthychildren.org/Spanish/healthy-living/sleep/Paginas/healthy-sleep-habits-how-many-hours-does-your-child-need.aspx

[3] National Institutes of Health. Los beneficios de dormir. Recuperado el 23 de marzo de 2020 de https://salud.nih.gov/articulo/los-beneficios-de-dormir/