Roncar no es normal

Dr. Manuel Fernández Muradás

 

Roncar es absolutamente común y normalizado en nuestras rutinas de descanso y, hasta muchas veces, motivos de burlas y chistes, sin embargo, es importante entender que estas conductas NO SON PARA NADA NORMALES, y que pueden traer subyacentemente, otros padecimientos que demeritan nuestra calidad de vida.

Un ronquido sucede cuando, estando dormidos, la nariz se obstruye y no puede pasar el aire, activándose la segunda vía de oxigenación que es la boca; cuando el aire fluye a través de la garganta provoca vibraciones en los últimos tejidos al respirar (más comúnmente al inhalar) de manera que esta vibración general el sonido característico ronco y fuerte. Aplicando un poco la física, entre más estrecho sea el canal de la garganta, por cualesquiera motivos, mayor fuerte será el ronquido y por el otro lado, al estar la vía totalmente obstruida, no se generara ronquido, porque el aire no pasa por segundos, lo cual es más grave aún.  

Las causas del ronquido son variadas, y merecen ser estudiadas para identificar el motivo, ya que algunos de ellos pueden afectar gravemente:

  • Sinusitis, alergias, resfriados. Al inhabilitar por completo la entrada de aire por la nariz, se resuelve la vía oral para la oxigenación causando las vibraciones.
  • Consumo elevado de alcohol, tabaco, drogas o medicamentos. Al haber una relajación total de los músculos, se puede roncar más.
  • Sobrepeso/Obesidad. Por la obvia obstrucción debido al sobrepeso de la persona.
  • Embarazos y Menopausia. Por el efecto hormonal se relajan los músculos de la garganta así como el evidente aumento de aumento de peso, ambos componentes que favorecen los ronquidos.
  • Problemas de vías respiratorias. Amígdalas agrandadas o inflamadas, paladar grueso, garganta estrecha (más de lo normal), lenguas grandes, anomalías en huesos de la cara, son algunos de los problemas que puedes tener y que te provoque este padecimiento. A veces, la garganta queda por completo obstruida creando una condición llamada APNEA DEL SUEÑO.

Una persona que ronca puede padecer faltas de aire: En los ciclos del sueño, puede ocurrir que, posterior a un ronquido, se presente la interrupción de la respiración. Si esto se presenta por lo menos 5 veces por cada hora de sueño, se clasifica como Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño.

Esta obstrucción de la respiración lógicamente provoca un bajón en los niveles de oxigenación del cuerpo, dificultando el descanso de la persona y forzando al cerebro a mandar señales de alerta para conseguir aire utilizando para ello el ronquido. Sin embargo, como el proceso es deficiente, la persona suele despertar con signos de cansancio al día siguiente.  

Si el síndrome persiste y no se da el tratamiento, se puede generar una presión arterial alta en los pulmones (o hipertensión pulmonar), haciendo que el lado derecho del corazón se esfuerce más de lo normal, y por ello inclusive derivar a un fallo cardiaco.

OJO:  No todos los que roncan tienen apnea del sueño, PERO TODOS LOS QUE TIENEN APNEA DEL SUEÑO RONCAN, ¿ves la importancia de realizar un chequeo?

Vamos a unos datos interesantes:

  • Los hombres roncan más. Si, los chistes de casados están en lo correcto, los porcentajes de género de los roncadores están de la siguiente manera:
    • De 45 años en adelante: 49.2% de los roncadores son hombres y 42% son mujeres
    • Menores de 45 años: 34.1% son hombres y 27.15% son mujeres.
  • Estimaciones sugieren que cerca del 80% de los roncadores sin diagnosticar podrían tener un trastorno respiratorio al dormir que requieran tratamiento.

 

En otro blog les platicaré con mayor detalle la APNEA DEL SUEÑO: sus tipos, síntomas, potenciales problemas que deriva, como se detecta y los tratamientos que te recomiendo para atenderla.

Existimos médicos especialistas como un servidor que pueden apoyarte a hacer una revisión completa de tu estado y determinar las causas por las que padeces ronquidos. Si en las mañanas amaneces más cansado de lo normal, con dolor de garganta o si tu pareja se queja que roncas demasiado/muy fuerte, no dudes en acudir conmigo, estaré esperándote para ayudarte a recuperar tu calidad de sueño.

 

Si te interesa agendar una cita con el Dr. Fernández, haz clic aquí